UMBERTO ECO: IN MEMORIAN

Todas conocéis las estupendas novelas que nos dejó Eco, muchas también sus estudios sobre semiología como su famoso e imprescindible Tratado de semiótica general (1975) que tanto nos ha ayudado, por eso la obra que quiero recomendar aquí es una menos conocida por las gentes, siendo sin embargo absolutamente necesaria para nuestra supervivencia en este mundo que amenaza y muerde.
Se trata de sus Cinco escritos morales (1997), publicado en castellano por Lumen en 1998, librito de tan sólo 140 páginas en cuarto, lo cual, conociendo a Eco, sólo indica una concisión y precisión en el lenguaje que hace de la obra una joya entre joyas del mismo calibre y especialidad como son -siempre según mi humilde criterio- los valiosísimos textos de Walter Benjamin, Para una crítica de la violencia (Taurus, 2001) y de Amos Oz, Contra el fanatismo (Siruela, 2003), siendo estos tres trabajos, libros de cabecera de este que os escribe.
El de Eco, consta de cinco (claro) artículos titulados en su orden de edición: Pensar en la guerra, El fascismo eterno, Sobre la prensa, Cuando entra en escena el otro y Las migraciones, la intolerancia y lo intolerable. Y con estos títulos poco hay que decir del libro escrito hace ya diecinueve años y que como veis es de la más (triste) actualidad, desde el primero hasta el último.

¿No acabo acaso la desgracia de enterarme de una convocatoria neomachista (lo de neo es cosa de la prensa: el machismo nada tiene de nuevo)? ¿No estamos viendo cómo el fascismo avanza por Europa y por el mundo como una ameba gigante y fagocita? ¿No vemos a la prensa como garbanceros, lacayos del Poder económico, patrón del fascismo imperante? ¿No obviamos al otro, sobre todo al otro que son las mujeres? ¿No, acaso, vivimos, comemos, folllamos indiferentes al proceso de eliminación de pueblos abocados a la emigración humillante, empobrecedora y cruel en nuestras sociedades dormidas, anegadas de narcótica televisión,         constantes e inútiles juguetes mecánicos y demás estupideces? Así que qué más puede decir este pobre articulista que os escribe, aparte de incitaros a la lectura de éste y los otros textos nombrados, a la reflexión, a la resistencia pasiva pero resistente en verdad sin resquicios ni autocomplacencia, a la sumisión estética de la ética compasiva como norte magnético de nuestras cortas pero vacías de las demás vidas.

En fin, nada apena más que el vacío que dejan los sabios, que han de ser nuestros amados antepasados, los ciertos, nada como sus muertes para evidenciar nuestra orfandad.
Acabo, que a Eco nada hay que añadir con un texto tomado al azar por la primera página que se me ha abierto del libro, la 51:
El desacuerdo es, además, un signo de diversidad. el Ur-Fascismo crece y busca el consenso explotando y exacerbando el natural miedo de la diferencia. el primer llamamiento de un movimiento fascista o prematuramente fascista, es contra los intrusos. El Ur-Fascismo es, pues, racista por definición.

¡Qué gran  tristeza, amigas y amigos míos!

SAMSUNG CAMERA PICTURES

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s