LAS COSILLAS DE LA IGLESIA CATÓLICA

   Ya que en mi otra cita latina  nadie ha corregido mi pequeña traducción, me animo a más y siguiendo con los cantos goliardos  (Carmina Burana) traigo esta divertida digresión (Seix Barral, 1978. pp.110, 112) osando traducir muy libérrimamente una vez más: Sed pues benevolentes.

INITIUM SANCTI EVANGELII SECUNDUM MARCAS ARGENTI

 

In illo tempore dixit papa Romanis: “Cum veneri lius hominis ad sedem maiestatis nostre, primun dicite: “Amice, ad quid venisti?”     At ille is perseveravit pulsans, nil dans vovis, eicite eum in tenebras exteriores!”

Factum est autem, ut quidam pauper clericus veniret ad curiam domini pape, et exclamavit dicens: “Miseremini mei salten vos, hostiarii pape, quia manus paupertatis tetigit me. Ego vero egenus et pauper sum, ideo peto, ut subveniatis calamitati et miserie mee”.

Illi autem audientes indignati sunt valde et dixerunt: “Amice, pauperas tua tecum sit in perditione. Vade retro, satanas, quia non sapis ea, que sapiunt nummi. Amen, amen, dico tibi: non intravis in gaudium domini tui, donec dederis novissimum quedrantem”. 

Pauper vero abii et vendidit pallium et tunicam et universa, que habuit, et dedit cardinalibus et hostiariis et camerariis. At illi dixerunt: “Et hoc quid est inter tantos?” Et eiecerunt eum ante fores, et egressus foras flevit amare et non habet consolationem.

Postea venit ad curiam quidam clericus dives, incrassatus, impinguatus, dilatatus, qui propter seditionem fecerat homicidium. Hic primo dedit hostiario, secundo camerario, tertio cardinalibus. At illi arbitrati sunt inter eos, quod essent plus accepturi.

Audiens autem dominus papa cardinales et ministros plurima dona a clerico accepisse, infirmatus est usque ad mortem. Dives vero misit sibi electuarium aureum et argenteum, et statim sanatus est.las

Tunc dominus papa ad se vocavit cardinales et ministros et dixit eies: “Fratres, videte, ne aliquis vos seducat inanibus verbis. Exemplum enim do vobis, ut, quemadmodum ego capio, ita vos capiatis”.

 

(las cursivas pertenecen a textos entresacados de textos míticos cristianos, biblia, evangelios y demás leyendas; lo demás textos intercalados por el o los escritores goliardos para dar el nuevo sentido al texto resultante. en mi traducción obviaré los distintos tipos: Resultará uno solo, homogéneo)

Traducción

 

PRINCIPIO DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MARCO DE PLATA

Dijo entonces el Papa a los romanos: “Cuando llegue el hijo del hombre a nuestra Sede primero decidle: “A qué has venido, amigo?” Y si él insiste llamando pero sin daros nada arrojadlo a las tinieblas exteriores.

Aconteció que cierto clérigo pobre llegó a la corte Papa y gritó diciendo: “Tened piedad de mí al menos vosotros, porteros del Papa, pues me ha herido la garra de la pobreza. Ciertamente soy pobre y necesitado, os pido por ello que aliviéis mi necesidad y miseria.”

Mas ellos, al oír esto se cabrearon pero mucho y le dijeron: “Váyase contigo tu pobreza a la perdición, amigo; atrás Satanás, pues no sabes lo que puede el dinero. en verdad, en verdad te digo que no gozarás de tu señor mientras no dieres hasta el último céntimo.”

De esta forma el pobre se marchó; vendió el manto, la túnica y todo lo que poseía y se lo dio a los cardenales, porteros y camarlengos, pero ellos dijeron: “Y qué es esto para tantos?” Y le echaron fuera, y fuera lloró amargamente sin hallar en nadie consuelo.

Más tarde llegó a la curia cierto clérigo rico, gordo, cebado y lustroso que en una revuelta había cometido homicidio. Éste dio en primer lugar al portero, en segundo al camarlengo y después a los cardenales, y ellos supieron que habían de recibir aún más.

Oyendo el Papa que los cardenales y criados habían recibido muchos regalos del tal clérigo enfermó a punto de muerte, pero el rico le envió un electuario de oro y plata, y al instante sanó. Entonces el Papa llamó ante sí a cardenales y criados y del dijo de esta forma: “Hermanos, velad porque nadie os seduzca con palabras vanas, pues mi ejemplo os doy para que, como yo recibo, también vosotros recibáis.”

 

Bueno, estas divinas palabras me han recordado inmediatamente aquel díptico de Ramón Irigoyen que tituló

Caridad cristiana:

Me diste una manzana

y las dos podridas.

 

 

1338586399_197021_1338586613_noticia_normal

 

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “LAS COSILLAS DE LA IGLESIA CATÓLICA

  1. Ya decía nuestro particular goliardo de Hita: “Y si tienes dinero, tendrás consolación / placeres y alegrías, del papa la ración / comprarás paraísos, ganarás la salvación / donde hay mucho dinero, hay mucha bendición.” Etcétera, etcétera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s