UN POEMA DE TALES DE EMILITO: J. W. BLUES

Un poema antiguo: ya no no me cabe tanto whisky y sólo bebo malta.

 

Con ojos de cristal devoras lentamente

los restos de la noche, y a tu espalda

impaciente irisa la mañana.

El último blues toma postura y ya descansa

al fondo de tu vaso: Johnnie Walker

no perdona, te agoniza la mirada

y casi eres feliz meciendo tu cerebro

de algodón rotundo y empapado.

Escorzas inútil algún gesto

(un 4/4) de música en la mano,

y todo está bien y te sumerges

e ese mar oscuro queriendo como siempre

no salir.

 

No salir del mar ni de la noche.

De ese fuego que nunca te consume.